Rafael Orozco. El piano vibrante

FICHA TÉCNICA DEL LIBRO Autor: Juan Miguel Moreno Calderón. Título: Rafael Orozco. El Piano vibrante. Editorial: Almuzara, S.L. Córdoba, 2016

«Rafael Orozco, uno de los grandes pianistas de nuestra generación.» Esta es la afirmación de la gran pianista argentina Martha Argerich que puede leerse en la contraportada de este libro. Un libro necesario y muy esperado que viene a llenar un espacio sin cubrir acerca la figura del «pianista español más aclamado del pasado siglo». Y ciertamente este es el sentir de aquellos que estamos comprometidos con el apasionante mundo del piano, ya sea desde la faceta docente o la concertística. Era hora de que la figura del virtuoso pianista cordobés tuviera una biografía a la altura de su categoría artística.

Este libro, escrito por el Dr. D. Juan Miguel Moreno Calderón, Catedrático de piano del Conservatorio Superior de Música “Rafael Orozco” de Córdoba, nos ofrece una interesantísima aportación a la literatura dedicada al universo del piano. Y es que este inspirado texto sobre la biografía de tan insigne pianista no se queda sólo en una detallada narración de la peripecia vital y artística de Rafael Orozco, sino que también nos relata el contexto cultural y social en el que se formó y desarrollo su carrera concertísitca, así como entra a valorar todos los aspectos que rodean la rutilante vida de un artista de concierto: concursos, managers, discográficas, etc.

Desde las primeras páginas del libro, quedamos atrapados por lo mucho que se dice y por lo bien escrito que está. Y así es, pues tan importante es el contenido como la forma. En el aspecto formal el autor ha optado por una narración lineal que gravita en torno a las ciudades en las Orozco que vivió: su Córdoba natal, luego Madrid, Londres, París y finalmente, Roma. Una elección acertada para narrar los cincuenta años que transcurren desde el año de nacimiento del artista en 1946 hasta su fallecimiento en 1996. A mi juicio, es el mejor itinerario para conseguir plasmar la ingente información manejada por el autor en su empeño de ofrecer la biografía de este concertista.

Y ahora me detengo en el contenido del libro. Para la realización de esta biografía, el autor ha tenido que manejar una cantidad muy importante de información ya sean críticas musicales de sus conciertos, ya sean testimonios personales de quienes tuvieron relación profesional o de amistad con Orozco. Una información exquisitamente procesada, de tal manera que, Moreno Calderón, no tiene necesidad de decir todo lo que sabe, sino de ofrecer al lector lo que realmente es esencial. Algo que se agradece, pues evita al lector una lectura cargada de datos, lo cual tiene mejor acomodo en otro tipo de trabajos académicos. A todo esto, uno de los valores más acusados del libro es el acertado juicio crítico que el autor hace sobre los diferentes aspectos que envuelven la vida del concertista de piano: su formación musical, el repertorio, los concursos, las discográficas y los managers.

Con este libro podemos aprender mucho del mundo del concierto, del mundo de los concursos, de los managers y de la vida del concertista: de sus glorias y de sus miserias. Para los amantes del piano y su música, resulta emocionante conocer la cantidad de repertorio de virtuosismo que Orozco abordó, así como los concursos en los que participó; los pianistas con los que compitió y con los que compartió escenario; los profesores con los que se formó; las salas de concierto y las orquestas que le acompañaron. Todo esto culminado con el mejor y más profundo conocimiento que podríamos obtener del legado discográfico que Rafael Orozco nos ha dejado. Una exhaustiva relación de la discografía queda detalladamente recogida en el libro. Discografía que es ampliamente comentada y analizada con el rigor de una persona que conoce con profundidad y ama con pasión el piano y su música.

Podemos concluir que el autor ha conseguido elaborar una biografía completa que nos permite conocer la vida y la obra del virtuoso pianista que fue Rafael Orozco. Gracias a este libro, se pone en valor tan relevante figura del panorama pianístico de las últimas décadas del siglo pasado. Por tanto, estamos ante un libro fundamental para los amantes del piano. Escrito con esmero, rigor y sinceridad. El autor tiene la virtud de tratar al personaje con exquisita honradez, no cayendo en el enamoramiento que suele percibirse en este tipo de monografías entre el biógrafo y el biografiado. Un libro indispensable que sitúa a Orozco en la gloria del hacer pianístico.

Antonio Cantero Mazariegos.Rafael Orozco