Planificación del Estudio (II)

Como ya hablamos en semanas anteriores, es habitual que el músico profesional o el estudiante de los últimos años de carrera llegue a un punto en el que aunque invierta  mucho tiempo  en el estudio el resultado obtenido no sea proporcional al tiempo invertido.

Normalmente desde que comenzamos en el mundo de la música se nos insta a estudiar más y además funciona porque cuanto más tiempo estudiamos mejores resultados obtenemos. Podemos decir que aumentar el tiempo de estudio es una estrategia que nos funciona pero que llegado un momento no funciona tanto. De ahí la importancia de la Planificación del Tiempo.

En el coaching organizacional se utiliza la matriz de organización del tiempo de Steven Covey en ella (como podemos ver en la imagen) se divide el tiempo dependiendo de la importancia y la urgencia, de esta manera  se controla el tiempo que se dedica a lo que más nos interesa y a lo que menos nos interesa.Es la más famosa de las técnicas de planificación del tiempo.

Gestión del tiempo

Cuando observas  lo que haces cada día desde la visión de esta matriz  comprobarás que existe una tendencia a estar   dedicando mucho tiempo al cuadrante  en el 1º y 3º cuadrante. Es decir, todo es “Importante y urgente” o  “NO importante  urgente”. Las personas tenemos tendencia a considerar que todo lo que nos sucede es urgente y sobre todo a atender los asuntos cuando ya es inevitable dejar de atenderlos. Este es uno de los principales generadores  de estrés y cansancio algo que solo se puede solucionar con una buena planificación de nuestro tiempo.

Si no acabamos con esta dinámica andaremos por la vida enfocados en el corto plazo sin posibilidad de planificar un largo plazo más estructurado y lo peor es que cuando ya no podemos más pasamos al 4º cuadrante en busca de distracción. Nos pasamos la vida saltando entre el 1º, 3º y 4º cuadrante sin apenas tiempo para el 2º cuadrante que es donde se esconde la eficiencia y la efectividad. El 90% de las personas se encuentran la mayor parte del día en estos tres cuadrantes y a esto lo denominamos el triángulo del caos-

Si pensamos cuidadosamente la naturaleza de  cada una de nuestras tareas, seguro que podemos realizar un reparto más equitativo entre los 4 cuadrantes y sobre todo encontrar más tiempo que invertir dentro del 2º cuadrante.  Desde el segundo  cuadrante es desde donde conseguir nuestros objetivos,  es desde este cuadrante, desde el que se construye el futuro que deseamos.

No se trata de que exista un cuadrante más importante que otro, de lo que se trata es de tener un buen equilibro, se trata de entender de que la efectividad esta en trabajar a corto, medio y largo plazo de que tocar por tocar no es estudiar, el estudio implica progreso, metas y objetivos cumplidos, por pequeños que sean. Y esto nos solo aplicable a la sesión de estudio también debemos aplicarlo a nuestros proyectos profesionales de todo tipo. Si yo tuviera que decir que carga de tiempo debería tener nuestra sesión de estudio para cada uno de los cuadrantes, diría que el cuadrante dos debería ser al más grande quizá con un 50% de nuestro tiempo los cuadrantes uno y tres deberían tener un 20% de nuestro tiempo de estudio y el cuadrante cuatro un 10%. Adelantar trabajo sin el agobio de no disponer de  tiempo permitirá que el aprendizaje sea más efectivo y nos producirá tranquilidad y confianza en nosotros mismos. La planificación del tiempo de estudio y en general la planificación de nuestro tiempo es una de las claves del éxito de un músico y de cualquier profesional.

En el estudio diario del músico y  también en el enfoque de nuestra carrera se puede y se debe aplicar una buena planificación  del tiempo y el criterio utilizado puede ser muy parecido al propuesto por el señor Covey.