El temario en el proceso selectivo

Una de las pruebas de mayor calado dentro del proceso selectivo es la que aborda el temario de cada especialidad.

Según establecen las convocatorias de las distintas comunidades autónomas, esta prueba tiene por objeto la demostración de los conocimientos específicos de la especialidad a la que se opta, y consiste en el desarrollo por escrito de un tema escogido por el opositor de los sacados al azar por el tribunal, de forma proporcional al número de temas del temario de cada especialidad.

Para la realización de esta parte de la prueba se dispone habitualmente de dos horas y, una vez finalizado el ejercicio, según cada comunidad autónoma, los tribunales inician la lectura pública del ejercicio realizado (como en Valencia, por ejemplo) o bien la corrección del mismo (como en Andalucía, por ejemplo).

Sin duda, la principal novedad de los procesos selectivos desde el año 2015 ha sido la aprobación de unos nuevos temarios para todas las especialidades, publicados en el BOE mediante la Orden ECD/1753/2015, de 25 de agosto, por la que se aprueban los temarios que han de regir en los procedimientos de ingreso, acceso y adquisición de nuevas especialidades en el Cuerpo de Profesores de Música y Artes Escénicas en las especialidades vinculadas a las enseñanzas de música y de danza 

Esta orden establece los nuevos temarios para las enseñanzas de música y danza, que suponen un incremento de temas bastante significativa en la práctica totalidad de especialidades. De este modo, los temarios elaborados con anterioridad a la publicación de esta orden ministerial quedan desactualizados e inadaptados a las necesidades de las convocatorias de oposiciones.

La mejor opción para cualquier opositor es la elaboración propia de los temas, ya que supone la creación de un material genuino y propio que difícilmente será repetido por otro opositor. Sin embargo, esta tarea, que ya era ingente con el antiguo temario vigente, se vuelve prácticamente inabarcable con los nuevos temarios más extensos para un opositor que debe, además de preparar las pruebas escritas, elaborar y defender las pruebas pedagógicas, y estudiar al máximo el repertorio con su instrumento.

En esta situación, la adquisición de un temario de la mayor calidad, de nueva redacción y actualizado a lo establecido en la Orden ECD/1753/2015, se convierte en una de las claves para afrontar la prueba de los temas con las mayores garantías. En el Instituto Gabou pone a disposición de los opositores los temarios de algunas especialidades instrumentales, todos ellos de nueva redacción, y con las principales características que debe tener un temario de oposición óptimo:

  1. Una extensión por tema que permita al opositor disponer de material suficiente para que no tenga que invertir más tiempo buscando información.
  2. Unos contenidos amplios que permitan al opositor individualizar el tema para diferenciarse del resto de opositores.
  3. Una longitud ajustada a la realidad del tiempo de redacción que permite la prueba, y que no obligue al opositor a realizar una nueva redacción resumida del tema.
  4. Una redacción nueva, adaptada a las últimas investigaciones en cada especialidad, que hará que los opositores marquen la diferencia respecto a los temarios antiguos que llevan años de recorrido.

Cualquiera que sea la manera de prepararlo, lo cierto es que la prueba de los temarios, que es la primera que se aborda en la fase de oposición, constituye un hito psicológico muy importante para los opositores, ya que quienes lo superan con éxito abordan con mucha mayor seguridad y confianza el resto de las pruebas. Como contrapartida, una deficiente realización de la prueba de los temarios puede suponer incluso la expulsión del proceso selectivo en aquellas comunidades autónomas en que las pruebas tienen carácter eliminatorio. Por todo esto, la preparación adecuada de la prueba de los temarios constituye, como decíamos al principio, una de las claves de conseguir el éxito en el proceso selectivo.

En el Instituto Gabou te ofrecemos los siguientes temarios: Click aquí